El Banco Central (BCRA) tomó medidas con el objetivo de reconfigurar la política monetaria, modificando el panorama financiero con cambios significativos. Estas acciones incluyen la flexibilización de las tasas mínimas de interés en los plazos fijos y una drástica reducción en la tasa de política monetaria. 

“La liberación implica que los bancos deben esforzarse más para ganar dinero, ya sea prestando o mediante sus operaciones. El Banco Central ahora ya no presiona tanto a los bancos comerciales para que le entreguen dinero. Esto resultará en una mayor competencia entre los bancos comerciales, quienes deberán ofrecer créditos atractivos y captar fondos mediante tasas de plazo fijo para mantener su negocio”, explicó el economista Pablo Agustín Pero

En diálogo con Norte Económico precisó que el objetivo principal de reducir la tasa de interés es facilitar la obtención de créditos e incentivar la inversión. “También se espera que al bajar todas las tasas, incluidas las que paga el Banco Central, este último tenga menos presión para cancelar sus deudas con los bancos comerciales. Esto, a su vez, reducirá la emisión monetaria en el futuro y contribuirá a la baja de la inflación”, detalló.

Estas decisiones están destinadas a desencadenar un efecto dominó en el mercado, donde se espera que otras tasas sigan la misma tendencia, o incluso se muevan de manera más pronunciada. Según las proyecciones del Relevamiento de Expectativas (REM), la tasa de interés real se mantendrá en territorio negativo durante los próximos meses.

El economista Eduardo Robinson coincidió en que se busca reducir los intereses en general y disminuir el costo del crédito en Argentina mediante la reducción de las remuneraciones. “Esto tiene como objetivo abaratar el crédito para el sector privado, especialmente para las empresas. Esta es una gran traba que enfrenta la economía argentina actualmente, ya que prácticamente no hay crédito disponible”, señaló. 

“Actualmente, si el Banco Central establece una tasa de interés del 110% para captar depósitos, ese se convierte en el mínimo para los préstamos. Por lo tanto, el objetivo es abaratar los préstamos, reduciendo las tasas y disminuyendo la remuneración de los depósitos. Esto tiene como fin incentivar el crédito al sector privado, que actualmente se encuentra en una situación de escasez”, añadió.

Teniendo en cuenta un contexto inflacionario marcado, con estimaciones del 15,8% para febrero y del 14,3% para marzo, en línea con las últimas estimaciones del mercado, se estima que la tasa real de los Plazos Fijos podría llegar a alcanzar un -7,5% en marzo.

Tasas de interés

Con una tasa del 70%, la más baja ofrecida hasta el momento por las entidades financieras, y un rendimiento directo del 5,75% mensual, un depósito de $100.000 en un plazo fijo generará un retorno de $105.753,42 después de 30 días. Esto contrasta con los resultados anteriores, cuando una TNA del 110% y una tasa de interés mensual del 9,16% ofrecían un rendimiento de $109.041,10 en el mismo período.

A continuación, en detalles, las tasas de interés que ofrecen hoy cada banco tras la última medida del Banco Central:

Tras la resolución del Banco Central, estas son las nuevas tasas de interés que ofrecen cada banco
Tras la resolución del Banco Central, estas son las nuevas tasas de interés que ofrecen cada banco
Tras la resolución del Banco Central, estas son las nuevas tasas de interés que ofrecen cada banco
Tras la resolución del Banco Central, estas son las nuevas tasas de interés que ofrecen cada banco
Tras la resolución del Banco Central, estas son las nuevas tasas de interés que ofrecen cada banco
Tras la resolución del Banco Central, estas son las nuevas tasas de interés que ofrecen cada banco
Tras la resolución del Banco Central, estas son las nuevas tasas de interés que ofrecen cada banco
Tras la resolución del Banco Central, estas son las nuevas tasas de interés que ofrecen cada banco
Tras la resolución del Banco Central, estas son las nuevas tasas de interés que ofrecen cada banco